PO Box 360
Trenton, NJ 08625-0360

For Release:
November 7, 2012

Mary E. O'Dowd, M.P.H.
Commissioner

For Further Information Contact:
Office of Communications
(609) 984-7160

El Departamento de Salud ofrece asistencia a la población y a las comunidades afectadas por el Huracán Sandy

 El Departamento de Salud de Nueva Jersey ha puesto a disposición una variedad de recursos para ayudar al público y a las comunidades por las secuelas provocadas por el huracán Sandy.

"Los residentes de Nueva Jersey son increíblemente fuertes; pero lidiar con las secuelas de un huracán puede ser difícil", dijo Mary E. O'Dowd, Comisionada de Salud de Nueva Jersey. "Es importante para los residentes y las comunidades aprovechar los recursos disponibles en estos tiempos difíciles."

El Departamento de Salud cuenta con especialistas en salud pública disponibles a través del sistema estatal 2-1-1 para responder preguntas sobre seguridad alimentaria y de agua y sobre remoción de moho, con el fin de ayudar a los residentes del Estado de Nueva Jersey en la limpieza de sus hogares y negocios después del Huracán Sandy. Estos especialistas en salud pueden responder preguntas acerca de la salud personal y seguridad; la limpieza y eliminación del moho; sobre inquietudes acerca de presencia de monóxido de carbono y seguridad sobre consumo de alimentos y agua potable. Los residentes pueden ponerse en contacto con los especialistas en salud llamando al 2-1-1 o al 1-866-234-0964. Los funcionarios de salud pública están disponibles para atender llamadas desde las 8 a.m. hasta las 8 p.m. de lunes a viernes y de 10 a.m. a 5 p.m. en los fines de semana. La línea de emergencia 2-1-1 de servicios humanos está abierta las 24 horas al día (24/7).

También hay recursos para ayudar a los residentes a combatir el estrés durante estos momentos difíciles. La División Adicción y Salud Mental - Oficina de Desastres y Terrorismo del Departamento de Servicios Humanos del Estado de Nueva Jersey está coordinando esfuerzos a nivel estatal para ayudar a los individuos y a las comunidades a enfrentar el impacto emocional posterior a la tormenta. Los socios de la Oficina de Desastres y Terrorismo junto con la Asociación de Salud Mental de New Jersey ofrecen asistencia a través de una línea de ayuda gratuita de Salud Mental por Desastres: 1-877-294-HELP (4357). Una línea TTY 1-877-294-4356 está disponible para las personas sordas y con discapacidad auditiva. El gobierno federal también tiene el sitio Web de Socorro por Desastres y proporciona consejería para momentos de crisis las 24 horas al día (24/7) y brinda recursos de apoyo en el 1-800-985-5990 o enviando mensajes de texto al 66746 TalkWithUS. La línea de ayuda federal está compuesta por consejeros entrenados en una red de centros de atención telefónica para momentos de crisis a través de los Estados Unidos; todos ellos proporcionan consejería a quienes tienen problemas emocionales.

También se encuentra disponible gran variedad de información en el sitio web nj211.org o llamando al 211. Los residentes pueden encontrar en este sitio web o llamando al 211 información sobre alertas de agua potable, cierre de caminos y albergues.

Más aún, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés) ha aprobado la solicitud del Departamento de Salud para garantizar el acceso a medicamentos por parte de residentes no asegurados afectados por la tormenta. El Programa de Asistencia de Prescripciones por Emergencia (EPAP, por sus siglas en inglés) del HHS proporciona acceso en cualquier farmacia registrada en el programa a medicamentos recetados necesarios y limitado equipo médico duradero (DME) a los individuos presentes en una zona de desastre, identificada como tal por el gobierno federal, y que no tienen seguro médico. Este programa proporciona un modo eficiente para que las farmacias puedan procesar las solicitudes de medicamentos con receta y DME a personas en una zona de desastre, identificada por el gobierno federal, y sin seguro médico.

El Departamento de Salud también puede ayudar a los departamentos locales de salud y de los condados en tanto los municipios se recuperan de las secuelas de la tormenta. Muchos departamentos de salud locales están abrumados por los cortes de energía, inundaciones, escasez de agua, problemas de aguas residuales y dificultades de comunicación. El personal de campo del Departamento de Salud está disponible para ayudar con inspecciones de vivienda para supervisar las condiciones sanitarias, la seguridad alimentaria y la educación en sus respectivas áreas. Además, el personal del Departamento está disponible para ayudar a los departamentos de salud locales a inspeccionar los establecimientos de venta de alimentos al por menor.