Los Servicios Humanos de NJ trabaja para proteger y ayudar a mantener de manera continua los beneficios para residentes en medio del brote del COVID-19

Las medidas enfrentan el cuidado infantil, adultos mayores, personas sin hogar, Medicaid, salud mental, trastorno por uso de sustancias y servicios para discapacitados

18 de marzo, 2020

 

(TRENTON) – Para proteger la salud y bienestar de las personas a las servimos y ayudar a mantener los beneficios de servicios sociales importantes y continuar haciéndolo, hoy, la Comisionada del Departamento de Servicios humanos de New Jersey, Carole Johnson, estableció los pasos que el departamento ha tomado para ayudar y proteger a aquellos que reciben nuestros servicios a través del trabajo continuo para contener el COVID-19.

            “Durante estos tiempos difíciles, los Servicios humanos se compromete a continuar protegiendo y cuidando a las personas que dependan de nuestros servicios críticos en el estado de New Jersey,” dijo Comisionada Johnson. “Los proveedores de los servicios humanos son los primeros auxiliares en esta crisis y la salud y bienestar de aquellos a los que servimos son nuestra prioridad. Hemos tomado medidas para ofrecer asistencia a proveedores de cuidado infantil para que así se mantengan abiertos y continúen ofreciendo sus servicios; facilitar los beneficiarios de Medicaid que rellenen sus medicamentos con anticipación y tengan una reserva de 90 días de sus medicamentos diarios; proteger a los residentes adultos mayores y personas con discapacidades de desarrollo para promover rápidamente el término de actividades congregadas; y crear oportunidades para ayudar a los residentes de New Jersey que reciben tratamiento de trastorno por uso de sustancias mantener el acceso a  la atención. Vamos a estar repasando nuestras pólizas y servicios continuamente a como la situación se vaya desarrollando y usar todos los recursos disponibles para proteger nuestros residentes más vulnerables.”

            Las medidas tomadas por el Departamento de servicios humanos incluyen:

            Apoyo a personas y familias con niños:

                        Cuidado infantil

  • No exigir copagos a los pares con subsidios de cuidado de niños en el estado para aquellos que los soliciten debido al impacto del COVID-19;
  • Ofrecer $100 adicionales al mes por cada niño a proveedores de cuidado infantil, para niños que están en el programa de subsidio de cuidado de niños yayudar a que los centros de cuidado infantil permanezcan abiertos durante estos tiempos críticos y así apoyar a los padres que trabajan, y empleados de emergencia y esenciales; y
  • Que los fondos de subvención estén disponibles para los productos y servicios de limpieza en los centros de cuidado infantil.

Asistencia de dinero en efectivo, albergues y alimentos

  • Automáticamente extender por 60 días la asistencia de dinero en efectivo de WorkFirst New Jersey para personas cuyos casos están para renovarse en marzo o abril;
  • Extender todos los casos de Asistencia de Emergencia hasta el 30 de abril;
  • Considerar el estado de emergencia actual como una causa válida para eximirse de los requisitos de WorkFirst New Jersey y SNAP y suspender todas las acciones adversas por no cumplimiento;
  • Convocar a los bancos de alimentos y despensas comunitarias a que se enfoquen en la preparación de la organización y distribución; y
  • Trabajar con albergues para personas sin hogar y solucionar las pólizas de limpieza y autoaislamiento.

FamilyCare/Medicaid de NJ

  • Cobertura de exámenes, visitas para examinaciones y servicios relacionados al COVID-19 sin ningún costo;
  • Eliminar el costo de los exámenes, visitas para examinaciones, y servicios relacionados al COVID-19 para los que están en el Programa de seguro médico para niños (CHIP, por sus siglas en inglés);
  • Cobertura de suministros hasta 90 días de recetas de medicamentos diarios y rellenos de recetas médicas temprana para los que tienen Medicaid y CHIP, y
  • Dirigir a hospitales a que eliminen el costo compartido para las personas sin seguro médico que son elegibles para el Charity Care, para exámenes que sean necesarios y servicios relacionados al virus COVID-19.

Apoyo a residentes adultos mayores

  • Movilizar a los administradores de cuidados de enfermeros/ enfermeras en planes de salud de Medicaid que llamen a poblaciones de alto riesgo para identificar y dirigir las necesidades críticas las que incluyen suministros como equipamiento médico duradero y alimentos;
  • Permitir que los residentes adultos mayores reciban sus rellenos de medicamentos recetados a través de Medicaid o el programa de asistencia farmacéutica del estado (PAAD, por sus siglas en inglés y Senior Gold) de manera temprana y reciban suministros de 90 días de medicamentos diarios.
  • Trabajar con nuestros aliados en los condados para asegurar que aquellos que reciban alimentos en el hogar, puedan seguir teniendo acceso a estos.
  • Aliárce con los condados para poner fin a las cenas en multitud en los centros de adultos mayores, mientras aseguramos que tengan acceso a alimentos;
  • Trabajar con los condados para apoyar el alcance telefónico a adultos mayores que por lo general se encuentran aislados socialmente;
  • Alentar a los proveedores de atención medica que usen telemedicina para visitas médicas rutinarias, según sea apropiado;
  • Trabajar de cerca con la comunidad y proveedores de instituciones para asegurar que las necesidades de los residentes se satisfagan; y
  • Conducir alcances telefónicos para los residentes más vulnerables que están tratando de inscribirse a los beneficios de los servicios sociales.

Apoyo a personas con discapacidades:

  • Cerrar temporalmente programas congregados diurnos para personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo y respaldar la transición;
  • Ofrecer flexibilidad a familias que rápidamente contraten a trabajadores y trabajar de cerca con proveedores de los programas y profesionales de asistencia directa durante el cierre;
  • Publicar guías para que los proveedores de servicios en la comunidad de discapacitados de desarrollo estén preparados para el COVID-19;
  • Mantener a los residentes que son sordos o con problemas de audición informados a través de videos de lenguaje de señas, intérpretes en ruedas de prensa de respuestas de emergencia del estado, y otras actividades; y
  • Investigar los clientes que dependen de nuestro Programa de asistencia personal para personas con discapacidades físicas y nuestro fondo para lesiones cerebrales traumáticas, para así asegurar que sus necesidades se satisfagan.

Servicios de salud mental y el trastorno por el uso de sustancias:

  • Dar orientación para Programas de tratamientos de opiáceos, que ofrecen medicamentos esenciales tales como metadona o buprenorfina a personas con trastorno de opiáceos, asegurar el suministro seguro de medicamentos incluyendo los medicamentos que se toman en casa;
  • Publicar orientación a proveedores de salud mental y trastorno por el uso de sustancias en la preparación y respuesta, incluyendo asegurar el acceso a los servicios continuos para personas que necesiten estos servicios; y
  • Trabajar de cerca con proveedores de la comunidad para identificar y asegurar que lestas necesidades se puedan satisfacer.