Department of Human Services

La Administración de Murphy toma acciones para apoyar a personas con discapacidad intelectual y de desarrollo durante la pandemia COVID-19

$24 Millones en aumentos salariales temporales para profesionales de apoyo directo en hogares grupales y apartamentos supervisados; Nuevas guías para hospitales sobre familias y seres queridos

29 de abril, 2020

(TRENTON) – Hoy, la Administración de Murphy anunciaron $24 millones en fondos estatales y federales para aumentos salariales temporales a los profesionales de apoyo directo (DSPs, por sus siglas en inglés), que cuidan a personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo viviendo en hogares grupales y apartamentos supervisados - $10.6 millones de fondos estatales y $13.4 millones de fondos federales. A partir del 1 de mayo, con estos fondos, el Departamento de Servicios Humanos implementará un aumento temporal de $3 por hora para estos profesionales por tres meses, como intervención de la pandemia COVID-19.

La administración también anunció nuevas guías que permiten que una persona de apoyo designada permanezca con un individuo con una discapacidad durante su hospitalización.

“Individuos con discapacidades intelectuales y de desarrollo viviendo en la comunidad se benefician del trabajo dedicado de profesionales de apoyo directo, que proporcionan cuidado y apoyo crítico a hogares grupales en el estado,” dijo la Comisionada de Servicios Humanos Carole Johnson. “Los profesionales de apoyo directo son trabajadores esenciales y se aseguran de que haya apoyo 24/7 disponible para nuestros residentes más vulnerables. Su gran esfuerzo hacia residentes que muchas veces tienen condiciones de salud subyacentes está marcando una gran diferencia durante estos tiempos críticos. Las acciones de hoy tienen la intención de reconocer y valorar este trabajo esencial. Con las guías para los hospitales de hoy , la administración también reconoce el importante rol que los DSPs, familias y guardianes tienen en apoyar a personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo durante estos tiempos desafiantes.”

“Tener un miembro de la familia u otra persona de apoyo a su lado mientras se encuentran en el hospital, la persona se siente familiarizada y tranquila, durante lo que puede ser una situación estresante,” dijo la Comisionada de Salud Judith Persichilli. “A la misma vez, con la detección adecuada, continuamos manteniendo la seguridad de los trabajadores del hospital y otros pacientes.”

La División de Discapacidades de Desarrollo del Departamento de Servicios Humanos de New Jersey, ofrece servicios de apoyo a alrededor de 8.000 individuos adultos con discapacidades intelectuales y de desarrollo viviendo en hogares grupales y apartamentos supervisados en el estado. Estos sitios son atendidos por profesionales de apoyo directo (DSPs, por sus siglas en inglés), que aseguran que sus residentes reciban apoyo diario con sus necesidades y puedan lograr sus metas personales. El aumento de salario aplicará a DSPs en estos lugares de trabajo, comenzando el 1 de mayo y permanecerá por tres meses.

El Departamento de Salud de New Jersey también anunció nuevas directrices requiriendo que los hospitales permitan a una persona de apoyo designada para que acompañe a un individuo con una discapacidad durante la hospitalización, a pesar de otras restricciones de visitantes durante este tiempo. La persona de ayuda designada puede ser un miembro de la familia, un ayudante de cuidado personal o cualquier otro proveedor de servicios de discapacidad, y están sujeto a chequeos por el hospital y se requiere que no tenga síntomas de COVID-19.

Los anuncios de hoy construyen sobre las medidas que ha tomado la administración para ayudar a personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo en medio de la pandemia COVID-19. El Departamento de Servicios Humanos ha:

  • Cerrado programas diurnos en donde personas participan en actividades congregadas diarias para reducir el riesgo;
  • Ofrecido la división de pagos para proveedores de programas diurnos;
  • Aumentado pagos para proveedores de hogares grupales para que puedan dar empleo a más personas ya que los residentes estarán más tiempo en el hogar;
  • Modificado reglas para permitir que familias y proveedores puedan emplear ayuda para sus seres queridos rápidamente;
  • Restringido visitantes a hogares grupales para reducir el riesgo;
  • Entregado equipo de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés) a hogares grupales y apartamentos supervisados, al igual que hogares de familia donde los ayudantes entran al hogar;
  • Publicado directrices en los requisitos que se tratan de higiene, limpieza y desinfección, y suministros críticos para proveedores de hogares grupales; y,
  • Trabajado de forma proactiva para satisfacer las necesidades criticas de individuos durante este evento sin precedentes.

La administración entiende que individuos con discapacidades intelectuales y de desarrollo afrontan dificultades particulares durante estos momentos difíciles, que incluyen tener sus rutinas diarias interrumpidas, no poder participar en programas y trabajos diurnos, y no poder tener visitas en los hogares. Estos son desafíos tremendos, y la administración continuará tomando todas las medidas disponibles para mejorar y apoyar sus necesidades durante estos momentos difíciles.