Department of Human Services

Servicios Humanos de NJ abre las solicitudes de subsidios para ayudar a los proveedores de cuidado infantil a hacer frente al aumento de los costos en medio de la pandemia COVID-19

Los centros con licencia y los proveedores de cuidado infantil familiar registrados que estén abiertos para el 1 de octubre pueden solicitarlo; la financiación puede utilizarse para gastos relacionados con COVID como PPE, limpieza, modificaciones en el aula y de empleados.

29 de sept., 2020

(TRENTON) – Hoy, la Comisionada de Servicios Humanos de New Jersey, Carole Johnson, anunció que los centros de cuidado infantil con licencia y los proveedores registrados de cuidado infantil familiar pueden comenzar a solicitar subvenciones para ayudar a cubrir el aumento de los costos de reapertura y de permanecer abiertos durante la emergencia actual de salud pública de COVID-19.

Se dispondrá hasta $50 millones de dólares, que deberán utilizarse específicamente para gastos relacionados con COVID-19, como equipos de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés), limpieza y saneamiento, modificaciones en las aulas, mejora de la calidad del aire y de la ventilación, y aumento de los costos de empleados para cumplir con las nuevas directrices de salud y seguridad de COVID-19.

"Este es otro paso hacia adelante en nuestro compromiso de apoyar a los proveedores de cuidado infantil en este momento tan difícil," dijo la Comisionada Johnson. "Insisto a los centros de cuidado infantil y a los proveedores de cuidado infantil familiar a que soliciten y accedan a estos fondos para ayudar con los costos relacionados con COVID que se asocian con el mantenimiento de sus operaciones. Esta es una oportunidad para ayudar a los proveedores de cuidado infantil mientras mejoran los servicios para los niños y las familias."

Los centros de cuidado infantil con licencia y los proveedores de cuidado infantil familiar registrados que abran antes del jueves (1 de octubre) pueden solicitarlo a través del Sistema de información de cuidado infantil de New Jersey (NJCCIS, por sus siglas en inglés).

Los subsidios variaran entre $8.000 y $17.000 para los centros de cuidado infantil con licencia, según la capacidad del centro, y $2.500 para los proveedores familiares de cuidado infantil registrados. Los proveedores deben anotar en la solicitud cómo planean usar los fondos, y los fondos deben de ser gastados antes del 30 de diciembre.

Las subvenciones son administradas por la División del Desarrollo Familiar de los Servicios Humanos y financiadas mediante la asignación estatal del Fondo Federal de Alivio del Coronavirus. La División organizará un seminario web, la próxima semana para los proveedores de cuidado de niños interesados en solicitar fondos de subvención. Se enviará un aviso a todos los proveedores con más detalles.

"Apoyar a los proveedores de cuidado infantil es crucial," dijo la Vicecomisionada de Servicios Humanos, Elisa Neira. "Ayudando a los proveedores de cuidado infantil a través de estas subvenciones, estamos apoyando a los niños de New Jersey y a las familias trabajadoras mientras continuamos navegando en estos tiempos difíciles."

"Instamos a los proveedores de cuidado infantil a solicitar estos fondos," dijo la Comisionada Asistente de Servicios Humanos, Natasha Johnson, quien dirige la División del Desarrollo Familiar. "Esta financiación puede ayudar con los costos operativos adicionales para cumplir con las nuevas pautas de salud y seguridad de COVID-19."

Los subsidios son parte de varias iniciativas anunciadas por el gobernador Murphy para proporcionar apoyo adicional a los niños, las familias y los proveedores de cuidado infantil.

Servicios Humanos recientemente abrió las solicitudes para el programa de asistencia de matrícula de cuidado infantil COVID-19 que la Administración Murphy ha creado para ayudar a las familias con los costos de cuidado infantil a medida que las escuelas abren a distancia. El programa de $150 millones de dólares proporciona asistencia para la matrícula de cuidado infantil a las familias con ingresos de hasta $75.000 dólares que necesitan cuidado infantil a tiempo completo o parcial debido al horario de aprendizaje a distancia de sus hijos.

Las familias pueden solicitar esta asistencia, completando la solicitud en línea en www.ChildCareNJ.gov. Los que soliciten necesitarán pruebas de ingresos y un aviso o anuncio de la escuela de su hijo/a de un horario de aprendizaje a distancia. La asistencia para la matrícula estará disponible hasta el 30 de diciembre para los residentes elegibles con niños en edad escolar, de 5 a 13 años de edad.

El Departamento también proporciona subsidios estatales para el cuidado de niños para familias con ingresos inferiores al 200 por ciento del nivel de pobreza federal durante el día escolar para niños de 5 a 13 años hasta el 30 de diciembre. Se está contactando directamente a las familias que reciben subsidios estatales para el cuidado de niños antes y después de la escuela para niños de edad escolar, para identificar sus necesidades del día escolar.

Servicios Humanos también apoya a los centros que tienen como prioridad atender a los niños que reciben el subsidio de cuidado infantil, proporcionando pagos suplementarios de $75 dólares por niño elegible para el subsidio, por mes, incluyendo bebés, niños pequeños y niños en edad escolar a los proveedores hasta el final del año. 

Desde el comienzo de la pandemia, la Administración Murphy ha tomado varias medidas para apoyar el cuidado de los niños para las familias y para apoyar la sostenibilidad de los proveedores, incluyendo: 

 

  • Aumentar las inversiones en el cuidado infantil, incluyendo más de $125 millones a través de dos acciones clave: crear y financiar el cuidado infantil de emergencia subsidiado por el estado para los trabajadores esenciales en el peor momento de la crisis y haber proporcionado el subsidio estatal de cuidado infantil a los centros en base a la inscripción previa durante la primavera y el verano;
  • Proporcionar subsidios durante el verano a los centros de cuidado infantil y campamentos juveniles para ayudar a cumplir con las directrices de salud y seguridad relacionadas con COVID-19;
  • Renunciar a los copagos de los padres en el programa estatal de subsidios de cuidado infantil para los padres que lo solicitaron debido a los impactos de COVID-19; y
  • Entregando PPE a los centros de emergencia de cuidado de niños y a los proveedores de cuidado de niños de la familia.